I love Chocolate! =)

¿A quién no le gusta el chocolate? Yo creo que al 90% de la población y me quedo corta. Pero ¿sabemos las propiedades de este maravilloso alimento 'de los dioses'?.

No se conocen con certeza los orígenes del árbol de cacao. Algunas teorías proponen que su diseminación empezó en las tierras tropicales de América del Sur, de la cuenca del río Orinoco o el río Amazonas, extendiéndose poco a poco hasta llegar al sureste de México. Otras plantean que ocurrió lo opuesto: se extendió desde el sureste de México hasta la cuenca del río Amazonas. Lo que se tiene por hecho es que las primeras evidencias de su uso humano se encuentran en territorio mexicano, que hace mucho tiempo fue ocupado por culturas prehispánicas.

De acuerdo a la mitología maya, Kukulkán le dio el cacao a los mayas después de la creación de la humanidad, hecha de maíz (Ixim) por la diosa Xmucané. Los mayas celebraban un festival anual en abril, para honrar al dios del cacao, Ek Chuah, un evento que incluía sacrificios de perros y otros animales con marcas pintadas de chocolate, ofrendas de cacao, plumas, incienso e intercambio de regalos. Recuerdo que en una telenovela que veía de pequeña, llamada 'Dame Chocolate', se hablaba del dios Ek Chuah mientras, a su vez, surgía una historia de amor preciosa. Aún hoy día me encanta esa telenovela.

La ingestión de chocolate nos produce una sensación de bienestar que ocurre porque contiene una serie de componentes con propiedades euforizantes y estimulantes.
Destaca de entre estas propiedades la feniletilamina (perteneciente a la familia de las anfetaminas). Esta propiedad actúa en nuestro cerebro creándonos un estado de euforia y bienestar emocional, esta es la razón por la que personas acostumbradas a comer este alimento siente la necesidad de ingerirlo en aquellos momentos de bajón emocional. Este es también el motivo por el que en ciertos períodos del año, como el otoño o el invierno, muchas personas inconscientemente comen chocolate para librarse de la depresión que causan estas.

Además, es rico en alcaloides. Estos excitan el sistema nervioso, haciendo que estemos más activos y despiertos frente a los estímulos exteriores aumentando el ritmo cardíaco y favoreciendo la eliminación de orina. Por otro lado, intensifica el líbido, sobretodo en las mujeres.

El chocolate es un alimento muy energético por eso muchos deportistas lo utilizan para recuperar fuerzas en una actividad continuada. También, este alimento, tiene propiedades antioxidantes para prevenir la degeneración de células del organismo que son las responsables de numerosas enfermedades como: las de corazón o el cáncer.

También resulta muy beneficioso para la piel. Por ello es utilizado en masajes con propiedades terapéuticas, lo que facilita el drenaje de todas las capas de la piel, resultando adecuado para el tratamiento de celulitis, sequedad, manchas en la piel y proporcionando brillo por tener propiedades exfoliantes, hidratantes y vigorizantes.
Las mascarillas de chocolate son ricas en linolina que, aplicada en la cara, consiguen humedecer la piel aumentando la hidratación, perfecta para pieles secas que son las responsables de las arruguitas.
Al igual que en los masajes y las mascarillas este alimento es utilizado para ayudar a mejorar el estado de las articulaciones que padecen artritis o artrosis.

Sabemos que el chocolate tiene calorías y que puede contribuir a la obesidad si no se modera su consumición por lo que es una opción inadecuada para aquellas personas que tengan predisposición a aumentar de peso o que estén realizando una dieta para adelgazar.
Tampoco para aquellas personas que tengan problemas de hígado es bueno, ya que es un alimento rico en grasas y es difícil de digerir, lo que supone un trabajo adicional para este órgano.
Lo mismo pasa con los diabéticos (por el azúcar), personas con tendencias a estreñirse (por ser rico en taninos que le confieren el sabor amargo), y también, con los que padecen jaqueca, migraña o enureris.


Os traigo una pequeña receta que he encontrado en esta web para hacer una mascarilla de chocolate para la 'face', jeje. Es sencilla y estoy deseando de probarla. Os dejo con la receta:
  • Mezclar 100 gramos de cacao en polvo con una cucharada de aceite de oliva.
  • Añadir crema de leche al mismo tiempo que se va removiendo hasta que se forme una crema espesa.
  • Aplicarla durante media hora sobre la cara.
  • Por último, limpiar con agua fría.
Espero que os guste, aunque haya sido un poco largo este post.
Un besito, Tatiana.

2 comentarios:

  1. Me too - I'm addicted! I also love your gorgeous blog!
    I just signed up as your newest follower I'd love it if you popped by my blog.

    http://scrapbook-melissah.blogspot.com

    ♥ Melissah from Scrapbook

    ResponderEliminar
  2. just love your posts! <3 we have the same addiction when it comes to chocolates. xx

    ResponderEliminar

♥ ¡¡GRACIAS POR COMENTAR!! ♥

Quizás también le interese:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...